El fideicomiso VIVA Trust es la principal fuente de los fondos administrados por Fundación Avina. Desde el 2008 Avina ha buscado de forma proactiva desarrollar alianzas de coinversión con otras organizaciones filantrópicas para aumentar la cantidad y calidad de recursos disponibles para las estrategias continentales que impulsa en conjunto con sus aliados en América Latina.

 

Inversiones en América Latina desde 1994

  PAÍS TOTALES 2011  
  Argentina 27.300 511  
  Bolivia 7.164 414  
  Brasil 41.006 2.683  
  Chile 19.950 622  
  Colombia 3.043 266  
  Ecuador 5.502 718  
  Países centroamericanos y México 13.176 386  
  Paraguay 17.839 219  
  Perú 13.696 279  
  Uruguay 1.377 106  
  Venezuela 1.134 98  
  Más de un país 201.703 3.458  
  Total 352.889 9.759  
  Cifras en miles de dólares
 
El cuadro y los gráficos reflejan el acumulado invertido en cada nación cuando la inversión tuvo como destinatario a un país determinado. En los casos en que una inversión de Avina tuvo impacto en dos o más países, se lo clasificó bajo la categoría “Más de un país”.
 

 

Desde el 2009 Fundación Avina tiene una alianza estratégica y relación estrecha con Avina Americas, una organización independiente con base en Washington, D.C., para ampliar en los Estados Unidos la visibilidad de las causas que ambas organizaciones impulsan en América Latina. Esta estrecha relación nos permite consolidar las cifras globales de nuestras organizaciones bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) para dar el retrato del conjunto de nuestras acciones. Dichos estados financieros consolidados, auditados por PricewaterhouseCoopers, están disponibles para los interesados.

Buena parte de los recursos que Avina moviliza de otras fuentes para las estrategias que priorizamos, se transfiere directamente a las organizaciones de nuestros aliados en América Latina. En algunos casos específicos, Fundación Avina o Avina Americas recibe y gestiona estos fondos de coinversores cuando este papel representa un servicio para nuestros aliados y coinversores. El siguiente cuadro ilustra la diversidad de fuentes de recursos que recibió Avina durante el 2011: